Administración de riesgos

Posted on 17 agosto, 2011

6



Para arrancar esta semana de regreso a clases poco a poco les iré contando de lo que consisten mis materias, con el objetivo de hacerlos que se involucren con mi carrera y juntos generemos un espacio abierto para compartir ideas de temas vinculados a la administración.

Hoy fue mi primer clase de Administración de riesgos y he de confesar que me pareció la materia mucho mejor de lo que esperaba. Para empezar a comentarla, compartiré el siguiente concepto: El riesgo es “la probabilidad de ocurrencia de un evento no deseado”, lo que en un lenguaje financiero quiere decir “la pérdida potencial en proceso de obtención de utilidades”.

La administración del riesgo nos enseña que el riesgo existe de manera inherente en todas las tomas de decisiones, por lo que sólo nos queda la opción de aprender a transferirlo, cubrirlo o minimizarlo. De ahí que nuestro siguiente paso como estudiantes de administración es conocer los mecanismos para medirlo y a aprender a administrarlo muy eficientemente, ya que en la toma de decisiones es donde se encuentra generalmente el éxito de las organizaciones.

Recordemos que entre mayor sea el riesgo, mayores podrían ser los beneficios, creo que lo más difícil es encontrar justamente el punto en el que pueda obtener mayores beneficios corriendo la menor cantidad de riesgos.

En esta curva de aprendizaje, es fundamental que desarrollemos la competencia de análisis y síntesis, para entender lo que acontece en todo nuestro entorno y cómo nos podría perjudicar. Vivimos en un mundo globalizado que cambia a una velocidad impresionante, donde lo que pueda ocurrir en el rincón más lejano de una isla perdida de Micronesia, podría repercutir en el más pobre municipio de Oaxaca. Una fuerte competencia de análisis y síntesis, nos permite saber cómo protegernos de las eventualidades que pueden poner en riesgo el porvenir de la organización a la que pertenezcamos.

Estoy convencido que esta materia me servirá muchísimo en mi trabajo. Les recuerdo que trabajo en la división de compras corporativas, dentro de las categorías que llevo están los proyectos de inversión. Antes de autorizar la compra de un proyecto a mi área le toca cerciorarse que la inversión realmente generará utilidades a la organización. Saber medir el riesgo juega un papel fundamental para poder prevenir, cubrir, transferir o minimizar los riesgos innecesarios que puedan impedir alcanzar los objetivos de la empresa.

Anuncios