Domingo en la Sala Nezahualcóyotl

Posted on 22 agosto, 2011

17



No es algo que haga muy frecuentemente pero sí es algo que disfruto mucho: la música instrumental.

Aprovechando que ayer no me fui de vago o desvelado, hoy me desperté temprano y en cuanto abrí los ojos se me pasó por la cabeza ir a escuchar música clásica. Tome la decisión, tracé la meta, diseñé el camino y en 1 hora (o sea 10 AM) ya estaba con la mejor compañía comprando los boletos para ver a la Orquesta Sinfónica del Palacio de Minería, en la Sala Nezahualcóyotl del Centro Cultural Universitario de la UNAM, $75.00 (descuento de estudiante).

Antes de entrar fui a comer al Nube 7, el restaurante  del Museo Universitario de Arte Contemporáneo MUAC que está como a 200 mts de la Sala. De verdad que qué delicia de Buffet!, el restaurante está precioso, el piso de vidrio construido sobre piedras volcánicas, el concepto creo que minimalista, la tranquilidad de comer al aire libre, ver las ardillas, el servicio, los precios, el sazón,  los platillos (había unos tacos de moronga y panzita deliciosa!). No bueno creo que sí es mi restaurante favorito.

A las 12 estaba esperando que empezara el concierto. El programa fue el siguiente:

Programa VIII | Agosto 18 y 20 20 hrs | Agosto 21 12 hrs |

Jose Areán | Director

Johann Sebastian Bach – Luciano Berio| | 1685-1750 Contrapunctus XIX de “El arte de la fuga“
Gustav Mahler | 1860-1911 Décima sinfonía (versiín de Deryck Cooke)
1860-1911

Pues les voy a platicar cómo me fue en el concierto: Con la primer pieza confieso que al principio si estaba cabecenado, sino es que hasta me dormí uno cuantos minutos; de verdad que esa melodía de Bach me arrulló como mamá a bebé con sueño. Era obvio. Después de todo lo que me había desayunado, imaginénse. Pues ahí me tienen que  yo estaba muy dormidito cuando de repente se escucharon unos  tamborazos que no nadamás me despertaron, sino que hasta me hicieron pegar un brincote del susto.

La Décima sinfonía de Mahler la disfruté muchísimo, eran un aproximado de 100 músicos en escena. Pareciera como  magia ver el proceso para crear música.Todos esos individuos perfectamente organizados y trabajando juntos bajo el mismo objetivo. Cada músico sabe perfectamente su importancia dentro de la organización; sus funciones; el momento en que tiene que participar y en el que debe parar.

Lo padre sería que todas las empresas trabajáramos igual de eficientemente, no creen?

Anuncios