Aprendamos de la crisis de “La Comer”

Posted on 26 octubre, 2011

4



Para hablar un poco más a fondo de la crisis que esta cadena comercial con más de 200 tiendas y 72 restaurantes a lo largo de la república mexicana, me permitiré exponer a grandes rasgos las causas que condujeron a la empresa a tal situación.

En octubre del 2008 la compañía vio acrecentada de manera importante su deuda en dólares debido a que el peso mexicano tuvo una caída de poco más del 10% frente a la divisa estadounidense. Erróneamente la compañía había puesto todos los huevos en una sola canasta, es decir, apostó casi todos sus recursos invirtiéndolos en “derivados” al adquirir gran parte de su deuda en dólares.

Consecuentemente Comercial Mexicana, vio incrementada la cantidad de su deuda al llegar a la cifra de aproximadamente 1,080 millones de pesos. Para tratar de salvarse intentó reestructurar la deuda con sus acreedores y como respuesta tuvieron una negativa total, bajo el argumento de que la deuda era mayor, por lo que empezaron las demandas y exigencias inmediatas de pago.

Pocos días después, Comercial Mexicana intentó ampararse mediante un concurso mercantil, el cual les fue negado, sin embargo en su primera etapa esta figura jurídica les pidió lo siguiente:

  • Reestructuración de deuda.
  • Inyección de recursos por parte de accionistas
  • Concesiones de los proveedores,
  • Suspensión de intereses momentáneamente, y
  • La detención de embargos y demandas.

Ante tal situación los inversionista, proveedores y demás acreedores, (principalmente los bancos) pararon sus maniobras y decidieron negociar, pues de lo contrario procedería la quiebra de la compañía y muchos perderían el dinero invertido en la cadena comercial.

Con todos estos trámites legales, la “Comer” ganó tiempo, logrando mantener el flujo de sus operaciones, pero en diciembre del 2008 varios bancos se unieron y entablaron una demanda mercantil contra ella, ya que la empresa no reconocía la deuda de 2 mil 100 millones que en ese momento se le imputaba. Sin embargo gracias a la astucia de su abogado Salvador Rocha Díaz, se consiguió un acuerdo verbal para congelar los movimientos en su contra.

Pese que a la empresa le estaba yendo cada vez peor, tomaron la decisión de no reducir sus gastos en publicidad ni en la operación de sus tiendas, para darle confianza a los compradores y accionistas de la misma, consiguiento así un decremento de 439 millones de pesos en 2008 a una pérdida de 61 millones de pesos en 2009.

Finalmente en Junio del 2009 la Comercial presentó un plan de pagos que aceptaron la mayoría de sus demandantes.

  1. Se estableció una deuda sostenible de 940 mdd para pagarse en ocho años,
  2. Se vendieron activos por 520 mdd
  3. Se pagaron a los accionistas un monto de 75 millones de dólares , que podían canjearse por capital social de la firma.

Opinión

Como enseñanza de este caso práctico me quedan la siguientes enseñanzas

  • Nunca poner todos los huevos en una canasta, si la canasta se rompe, nos quedamos sin cena.
  • Es sumamente riesgo apostar en derivados.
  • Siempre es importante mostrar al mundo que las cosas están bajo control, aunque en el fondo parezca lo contrario.
  • No hay que darse por vencido, se deben agotar todas las posibilidades.
  • Cuando no sepamos que camino tomar, lo mejor es ganar tiempo para reflexionar y diseñar la estrategia a seguir.
  • Antes de salir corriendo a endeudarnos afuera, veamos la mejor forma de eficientar los recursos propios.
  • Un buen abogado es capaz de salvarnos de casi todo, lo difícil es garantizar que siempre esté presente cuando se le necesita.
  • La suerte no siempre está de nuestro lado, veamos el caso de Mexicana de Aviación.
Anuncios
Posted in: Uncategorized