Halloween en patines

Posted on 5 noviembre, 2011

4



Haciendo caso omiso de las peticiones de antropólogos, historiadores, católicos y una que otra abuelita que vive del recuerdo estos el fin de semana pasado en vez de poner una ofrenda y hornear pan de muerto, los rollers decidimos armar un megapachangón para un súper halloween y de paso festejar a dos de nuestros muy queridos amigos, Jonathan Mogrovejo y Ricardo  Payan. La fiesta terminó siendo una  bacanal impresionante, de las mejores que he tenido en la vida.

Halloween en patines

La cita fue a la hora acostumbrada de cada viernes, es decir, a las 8:00 PM en los portales del Zócalo para empezar las prácticas  con el master del slalom, nuestro querido amigo y fundador del grupo Jonathan Mogrovejo.  Poco a poco empezaron a llegar todos los rollers con todo tipo de disfraces, hasta que pasaditas de las 10 empezó el recorrido nocturno por las calles de la Ciudad de México. Les comparto unas cuantas fotos poco comprometedoras que pueden ejemplificar de mejor manera lo divertido que estuvo todo.

[slidesh

ow]

No tenemos el número exacto, pero a mi juicio éramos más de 70 chavos y chavas que nos aventamos la rolleada nocturna, como el doble de los del año pasado. Fue una noche sin igual. Toda la gente con la que nos topábamos se impresionaba de lo que veía. No es común que de repente de la nada aparezca una manada de chavos rolleando a toda velocidad entre  las calles de la ciudad disfrazados de cuanta cosa horrorosa se imaginen.

Como les mencioné anteriormente, el recorrido arrancó en los arcos del zocalo (entre 16 de septiembre y Madero) de ahí nos lanzamos por las calles del centro histórico y nos encaminamos a toda velocidad  hacia las rampas de San Cosme, lugar en donde me quedé con la pequeña impresión de que no fuimos del todo bienvenidos por parte de los agressive que lo frecuentan. Con sus dulces y aguardientosas voces todo el tiempo que estuvimos ahí nos gritaban amigables frase como “ya vayanseee!, a qué vinierooon, lleguenleee, nadie los invitooo”, entre otras.

Después de estar un rato en las Rampas que están entre San Cosme y el Circuito, tomamos la México-Tacuba, luego parte del circuito interior, para después aventarnos a toda la velocidad la bajada de Thiers, donde afortunadamente esta ocasión no hubo ningún herido ni ningún muerto. Vean este videito que me detuve a grabar a los pies de la bajada…

Después de Thiers, bajamos a la Diana para tomarnos un par de fotos a los pies del St Regis, jalamos un poco de aire  y agarramos el Paseo de la Reforma hasta concluir el recorrido después de la media noche con nuestro tradicional Maderazo. Aquí esta este otro video que tomé…

Una vez concluida la rolleada nocturna nos lanzamos casi todos a casa de nuestro muy estimado amigo Payan a celebrar su cumpleaños. Una noche en la que las risas, el alchol y las sorpresas no pararon. Mucho baile, slalom sin patines, gritos, disfraces, borrachazos, violencia femenina, fotos incómodas y muuuchos otros excesos que en este respetable espacio público no puedo mencionar, me hicieron pasar una de las mejores fiestas de mi vida.

En general, una noche inolvidable que ya quiero que se repita el próximo año. Muchas gracias a Payán por habernos abierto las puertas de su casa y al fabuloso grupo Rollers en México, no patines solo! por hacerme vivir todas estas experiencias tan invaluables.

Aquellos que hayan tenido la fortuna de vivir este día de muertos, por favor compártannos su experiencia y qué fue lo que más les gusto del recorrido. Saludos a todos

Atte: Su buen amigo El Cacho

Anuncios