De regreso al hospital

Posted on 12 noviembre, 2011

18



La última  vez que estuve internado en un hospital fue cuando tenía como 11 años y me quitaron las anginas, recuerdo que la sensación de dolor, de inutilidad, de dependencia e incertidumbre me hizo pasar algunos de los peores días de mi vida.

La situación se repitió el pasado domingo al medio día, esta vez fue por una absoluta falta de precaución; específicamente por aventarme de una pendiente patinando para atrás sin casco; de repente se me atravesó una coladera y en cuestión de milisegundos mi cabeza se estaba estrellando contra el asfalto dejándome inconsciente por varios minutos.

Esa tarde la pasé súper mal. Todo el tiempo estuve dormido soñando cientos de pesadillas y con un intenso dolor de cabeza que me hacía sentir que los ojos se me iban a salir del cráneo . Lo peor del caso fue el vómito constante que me hacía sentir que estaba en el mismo infierno.

Al regresar por la noche a mi casa, mis papás inmediatamente me llevaron al” modernísimo” hospital del ISSSTE recién construido en Tultitlán,  con el objeto de recibir un diagnóstico más profundo. La atención que recibí me hizo recordar lo deprimente que son la mayoría de los hospitales públicos. Imagínense, sólo había una doctora para atender todas las urgencias del hospital, y de la forma más grosera que se puedan imaginar, cada que me acercaba en la silla de ruedas a pedirle ayuda me respondía, esperese hasta que le toque su turno! quítese de medio paso! en fin…

Para no hacerles el cuento tan largo, terminé hospitalizado 3 días, bajo el diagnóstico de triple fractura de cráneo. Hasta el día de hoy sigo en cama pero ya en mi casa, bajo cuidado intensivo y una serie de medicamentos que continúan haciéndome pasar un mal rato.

Poco a poco me voy recuperando y tengo indicaciones de reposo absoluto. Les mando saludos a todos y muchas gracias por sus muestras de afecto, han hecho que el dolor se aminore.

Saludos a todos

El Cacho

Anuncios