ROAD TRIP DF/NYC Capítulo 4: Houston, qué buena borrachera nos pusimos.

Posted on 6 agosto, 2012

7




Texas es el estado más grande de Estados Unidos, en el siglo antepasado dejó de ser propiedad de México, para voluntariamente aceptar la nacionalidad gringa. Mal por los mexicanos,  perdimos muchísimo petróleo, pero pues bien por los texanos, dudo que si siguieran siendo parte de México, hoy estuvieran mejor de lo que están.

Houston es la cuarta ciudad más grande de los Estados Unidos y la mayor del estado de Texas, vive de la industria de la energía, básicamente del petróleo, aunque también tiene una fuerte industria aeronáutica y de transporte, solo nuestro destino final de este road trip (Nueva York) posee más sedes de empresas Fortune 500 en los límites de su ciudad.

Más o menos de la frontera con México a Houston son 8 horas, pueden corroborar esta información con google maps que se ha vuelto nuestra principal herramienta de viaje; sin embargo nosotros nos hicimos como 9 o más por varias paradas para comer y por una perdida en San Antonio, ciudad en la que tenímos planeado cambiar dólares pero entre que nos perdimos y ya llevábamos el tiempo encima, no se pudo hacer y cuando menos nos dimos cuenta ya estábamos tomando La Autopista Interestatal 10 que nos conducía directo a Houston.

La Autopista Interestatal 10 (abreviada I-10) es trazada de este-oeste (costa a costa) lo más al sur de los Estados Unidos. Comienza cerca del Océano Pacífico en la State Route 1 en Pacific Coast Highway en en Santa Monica, California y discurre hasta la Interstate 95 en Jacksonville, Florida, atravesando las siguientes ciudades.

Image

ImageFinalmente llegamos a Houston a casa de nuestro anfitrión Miki de Oz por ahí de las 10:15 p.m. Lo que personalmente más me impresionó fueron los distribuidores viales de la ciudad, las carreteras de más de 15 carriles, los rascacielos de la ciudad que como ustedes saben yo soy fan y la cantidad de cristianos de este estado republicano.

Les voy a contar un poco más de Miki quien se portó súper de una manera súper espléndida con nosotros. El es un chilango que años atrás fue a estudiar inglés a San Antonio, a una de las sedes que tiene la UNAM en el extranjero; al terminar su estadía se le apareció la oportunidad de estudiar la Licenciatura en Filosofía y Teología en una universidad de San Antonio. Al terminar la escuela se le apareció una oportunidad de trabajo que no desaprovechó y actualmente ya tiene toda su vida hecha en Houston, acompañado de un perro encantador de nombre Ciao.

Al llegar a casa de Miki esperamos a que Cosmo se bañara porque decía que ya no se soportaba así mismo después de haber estado todo el día más sudado que taco de canasta. ¡¡Y pues cómo no!! Imagínense cómo andábamos al haber pasado el día entero encerrados en una camioneta sin aire acondicionado (para no gastar gasolina) a pleno rayo del sol de verano. Posteriormente salimos a cenar y a celebrar el cumpleaños de Miki que había sido un día de antes, a un restaurante de comida mexicana que de verdad era muy mexicano, es más, me sentía como si estuviera en la Casa de Toño o algo por el estilo, pero en vez de estar pidiendo quesadillas estab pidiendo un burrito de carne al pastor. El ambiente, el diseño del lugar, el trato del personal, el sabor de la comida, la compañía, el tequila, todo era muy mexicano.

Ya entonados por el mar de margaritas que Miky nos había invitado, fuimos a dar una vuelta por el Downtown de Houston. Este recorrido no se los puedo platicar completo, porque la verdad es que a mitad del camino me quedé bien dormido, las margaritas sí que me pegaron, me imagino por el cansancio del viaje. Pero lo que sí me acuerdo es que qué bonito es el Distrito financiero (centro) de la ciudad, edificios súper padres. ¿Ustedes saben si aquí fue grabada alguna película?

Regresamos al departamento de Miky a seguir la fiesta, nos acabamos una botella de corralejo que ya estaba como a una tercera parte y no sé que más pasó, porque la verdad es que volví a quedarme bien dormido, pero cuando amanecí vi una 2a botella de tequila a menos de la mitad y Cosmo, Batiz y yo estábamos todos pintorrajeados de la cara y el cuerpo.

Pese a que Houston tiene excesivos niveles de ozono y se encuentra entre las metrópolis más contaminadas de los Estados Unidos, en verdad una ciudad en la que se antoja vivir. Moderna, a la vanguardia en tecnología y en arquitectura, un clima húmedo subtropical muy agradable a causa de la combinación de los desiertos de México y la humedad del Golfo de México, con excepción del verano que hace un montón de calor, pero lo prefiero en comparación con el invierno de Boston o NYC .

Me queda claro que la ciudad tiene una población multicultural con una gran y creciente comunidad internacional principalmente de latinos, pero sobre todo es súper gay friendly. No tuve tiempo de comprobarlo, pero se estima que el área metropolitana de Houston tiene el duodécimo mayor número de lesbianas, gays y bisexuales de los Estados Unidos; muchos para ser la 4a ciudad más grande de EUA.

Pudimos disfrutar de su vegetación clasificada como praderas y bosques templados la pudimos mientras patinábamos en el Memorial Park, un parque enorme que no pudimos disfrutar del todo, por que los patines de Cosmo empezaron a tener problemas técnicos, por lo que vamos a requerir el ayuda de Seba, para ver si podemos arreglarlos y que no represente problemas en la competencia de NY.

Ya entrada la tarde, pasamos a un Walmart a reabastecernos de víveres y tomar camino a Nueva Orleans, Lousiana. ¿Pero y los dólares?, Miky muy amablemente nos había hecho el favor de cambiarnos 100 dólares por pesos mexicanos a cada uno al precio que están en México, por lo que nos ayudó muchísimo para seguir en el viaje. A ver cuánto tiempo nos rinden, tenemos que súper administrarlos.

Más adelanté les platicare la experiencia de Nueva Orleans y recuerden darse una vuelta por http://www.elsouvenir.com a darle un vistazo a esta excelente página de turismo y suscribirse a mi blog para enterarse de los detalles de esta gran aventura.

Anuncios