Road Trip DF/NYC. Capítulo 6: Atlanta, una noche llena de aventuras.

Posted on 8 agosto, 2012

8




Después de la mala experiencia con el hoster de Nueva Orleans, que sólo quiso recibir a dos personas y no se portó tan hospitalario como el resto de nuestros dos anteriores anfitriones, Atlanta se volvió como un sueño hecho realidad. Caímos en un barrio precioso a casa de Adam. Un tipo que se dedica a tocar la guitarra en un grupo de rock.

Sin duda alguna un chico inigualable que se mantuvo despierto esperándonos hasta las 2 de la mañana que llegamos. Cuando llegamos pudimos percibir que el ya estaba un  tanto enfiestado, porque venía de un bar en donde tuvo una presentación y nos contó que un amigo suyo le invitó 50 dólares en alcohol y comida. Siguió conectando la fiesta y cuando llegamos el ya nos estaba esperando con un paquete de cervezas y nosotros abrimos una botella de tequila para no quedarnos atrás.

Cuando se abrió la posibilidad de cuáles eran nuestros planes en Atlanta, nos propuso que a esa hora saliéramos a dar un paseo caminando por el vecindario, a lo que respondimos poniéndonos los zapatos para salir inmediatamente . Cuando menos nos dimos cuenta, estábamos a las 3 de la mañana entrando a un cementerio que se veía todo tétrico, paseando entre las sombras de la noche, al lado de  tumbas que datan de siglos atrás, de los años de la independencia gringa y de la guerra de sucesión, en la que la ciudad de Atlanta jugó un papel bien importante.

Fue una  experiencia inolvidable, en lo personal nunca había estado en un panteón tan tarde y menos en otro país. Me llamó mucho la atención el apartado judío, tanto las tumbas como la energía percibida son diferentes al resto del cementerio. Mucho más me impresioné después de que Adam nos dijo que estábamos en un lugar sagrado, por lo que ahí no había moscos, cosa que era absolutamente cierta. Gran parte del viaje lo hemos gastado espantándonos los moscos de las piernas y los brazos, pero justo en ese preciso lugar no había un solo mosco. Todos nos quedamos con la boca abierta y como nuestros conocimientos científicos son insuficientes para explicar este fenómeno ,decidimos dejarlo en algo sobrenatural. ¿Coincidencia o espíritus del más allá? la verdad no lo sé, pero de que no había moscos no los había, y de eso podemos estar bien seguros.

Al salir del cementerio como a las 4 de la mañana, nos dejamos llevar por nuestro guía, creyendo que íbamos regreso a casa, pero no, Adam tenía otro plan en mente. Además de entrar a un par de inmuebles abandonados todos grafiteados y plomosos, al pasar por un conjunto  de condominios, Adam nos propuso darnos un chapuzón en la alberca del complejo inmobiliario. Yo estaba un tanto temeroso de que el personal de seguridad nos fuera a decir algo, o peor aún que nos mandara a la policía, pero la verdad es que el mismo guardia de seguridad nos saludó al entrar y nos pidió que no hiciéramos mucho ruido en la alberca. Ya estábamos muertos de cansancio por el viaje desde Nueva Orleans, pero la verdad es que más nos tardamos en entrar que en lo que ya estábamos nadando en bóxers, haciendo carreritas bajo el agua y admirando lo que más me impresionó de Atlanta, la vista nocturna de la ciudad.

Como el lugar en el que estábamos se encuentra ubicado en una parte un poco alta de la ciudad y un poco en las afueras, se lograba apreciar la vista de los rascacielos del downtown de Atlanta, que en la parte superior quedan iluminados para contrastar con la neblina de las horas previas al amanecer dejando observar un espectáculo digno de una película de Batman. Para no caer en exceso de descripciones que se pudieran despegar de la realidad, les voy a mostrar una imagen bajada de google, en donde se aprecia lo que dada mi afición por los edificios altos, ha sido lo que más me ha impresionado del viaje.

Regresamos a casa  y mientras salió Jenessa a recibirnos (roomie de Adam igual de gentil que él),mi cabeza tocó un sillón de la sala y me quedé súper dormido hasta el medio día, pero supe que Batiz, Carolin y Cosmo fueron todavía a desayunar con Vanessa a un restaurante cerca, en el que les sirvieron los hot cakes más grandes de su vida, se durmieron hasta casi las 9 de la mañana y los despertamos como a las 3 de la tarde.

Mientras los 3 pequeños dormían, Jow y yo que nos habíamos despertado como a las 10 u 11, (ya me empiezo a perder con la hora a causa de los diferentes usos horarios) hicimos un par de cosas en la computadora y nos fuimos a dar un paseo en la camioneta por tomar fotos de la ciudad. A nuestro regreso despertamos a los chavos y nos fuimos todos en patines desde la casa de Adam a dar otra vuelta a la ciudad, pero ahora en patines. Qué buena experiencia! Llegamos a un parque construido durante Atlanta 1996, para festejar los 100 años de los juegos olímpicos de la era moderna.

Un parque que ofrece una de las mejores vistas de la ciudad, lo cual ustedes pueden constatar en la fotos. Un parque bien ordenado, excedido en vigilancia, con un suelo precioso para patinar y un pasto perfectamente cortado. Lo más sobresaliente es una fuente muy parecida a la del monumento de la revolución en la Ciudad de México, en el que los padres de familia llevan a sus hijos a refrescarse del sol de verano. LLevábamos como una hora patinando, muy contentos tomando fotos y vídeos que no exhibo por tardarse mucho en descargar, hasta que nos corrió un policía porque ahí no se podía patinar.

Después de ahí fuimos a comer a un restaurante, que pese a que se veía todo feo por fuera, como un camper gigante abandonado, nos atascamos de las mejores costillas a la BBQ que en la vida hemos probado, luego les paso el nombre, para aquellos que algún día visiten esta importante ciudad del sudeste de EEUU.

Sin duda Atlanta es una ciudad a la que hemos decidido volver a pasar en nuestro regreso al DF, más en estos días de Olimpiadas, en donde los ánimos de competencia y el nacionalismo gringo esta a flor de piel. Antes de despedirme, por favor no olviden suscrbirse al cachoblog y a http://www.elsouvenir.com/ para enterarse de cómo estamos viviendo esta gran experiencia.

Esperamos sus comentarios!

Anuncios