ROAD TRIP DF/NYC Capítulo 11: Philadelphia, una breve visita a la cuna de la independencia gringa.

Posted on 21 agosto, 2012

2




Mientras que yo salía despidiéndome de Nueva York, mi ciudad favorita, casi con lágrimas en los ojos, pocas ganas de abandonarla y toda la esperanza de regresar lo más pronto posible; el resto del equipo iba súper contento de dejar atrás ese lugar que no fue tan amigable al recibirlos. En resumidas cuentas, yo al llegar a NYC me moví para encontrar algún couch y tener un techo seguro en donde quedarme, pero los demás chavos se concentraron en la competencia, lo que volvió su estancia en NYC un tanto difícil e insegura.

Antes de salir de NY pasamos a darle un  servicio a la camioneta que estaba empezando a fallar por la batería. Al mismo tiempo Carolin y Batiz fueron al Mc Donalds de enfrente a actualizarse con el mundo.  Cuál va siendo su sorpresa que al abrir sus respectivos Facebook se topan con un mar de felicitaciones por los premios alcanzados y más aún porque justo en esos días Batiz recién había aparecido en el canal 4 de televisión en un documental que para ser honestos, hasta la fecha desconocemos su procedencia; si alguien tiene idea de cómo recuperarlo, por favor compártanos el link para que todos estemos en el mismo canal de comunicación.

Básicamente Philadelphia y Miami son las únicas ciudades de la costa este que me faltaban por conocer. Prácticamente a lo largo de este año barrí con todas, desde Boston hasta Nueva Orleans visité las más importantes, de todas me quedo con un buen sabor de boca y en todas hubo varias cosas que me no me gustaron del todo. Philadelphia la visitamos muy por encimita y también concluyo que es un gran lugar para vivir y para visitar.

Philadelphia es una ciudad que sin tráfico se encuentra a dos horas de Nueva York, algo parecido al DF y Querétaro; para poder llegar a ella se debe cruzar Nueva Jersey la zona suburbana de NY, algo parecido al Estado de México. Lo que hace que esta corta distancia pueda tomar hasta cuatro horas, o más si se decide no pagar la autopista que reduce significativamente el tráfico, como ocurre en el Estado de México con el 2do piso.

Históricamente es un lugar que tiene una gran importancia para los gringos. Aquí es donde está ubicada su cuna de la independencia, tal como lo es Dolores Hidalgo Guanajuato para los mexicanos. Esta ciudad que durante muchos años fue la capital de Estados Unidos, hasta que posteriormente se definiera a Washington D.C. Como tal; guarda en cada una de sus esquinas un puñado de historia.

Phily, como es llamada comúnmente por sus propios habitantes, es una ciudad que personalmente encuentro con una arquitectura diferente, un tono colonial mucho más marcado y menos vanguardista e industrializado. Para que se den una mejor idea, la película “sexto sentido” fue grabada aquí, además de “Philadelphia”  un clásico del cine gay que narra la vida del joven abogado Andrew Beckett (Tom Hanks) cambia cuando se contagia de sida y por ello es despedido de la firma de abogados para la que trabajaba. Entonces, decide contratar al abogado Joseph Miller para que le defienda y ambos deberán luchar contra la opinión que tiene la sociedad sobre dicha enfermedad..

Otro elemento característico de la ciudad, que la vuelve diferente a las del resto del mundo, es su admiración y respeto por el grafitti, que es visto como un verdadero medio de expresión urbana, mas no como un acto de vandalismo y daño a propiedad ajena. Cabe mencionar que el grafiti, es uno de los cuatro elementos básicos de la cultura hip hop, y esto lo podemos apreciar en muchas de las esquinas  y terrenos baldíos de Philadelphia, en donde encontramos impresionantes murales que contrastan de forma única con el estilo colonial de la ciudad. De ahí que nuestro plan era ir a dar un recorrido en patines por los principales murales de la ciudad, pero toda esa mañana no paró de llover, por lo que nuestros planes se vieron frustrados y sólo nos dio tiempo de disfrutar del desayuno que nuestro couchsurfer nos preparó al regreso a la Ciudad de México.

Para nuestra suerte, el Couchsurfer que nos hospedó fue un chavo de 22 años muy hippie, con todos los pros que se puedan imaginar. Un chico de nombre Tony de descendencia italiana con varios tatuajes en el cuerpo, incluida una pizza y una bicicleta; un tipo que se gana la vida trabajando en una pizzería y vive con otros dos roomies que comparten toda esa buenahondez.

Sin duda alguna, el momento que recuerdo con más gusto de nuestra estancia en Philadelphia fue cuando un poco después de la media noche, Tony nos llevo a la azotea de su edificio para observar una vista maravillosa de la ciudad, en donde estuvimos tomando un par de cervezas mientras disfrutábamos de la cálida noche de verano iluminada por los edificios iluminados del downtown.  El mejor momento de la noche sin duda fue cuando  repentinamente Tony empezó a prender unos  juegos pirotécnicos fuera de serie que lanzaban brillantes luces de colores a más de 50 metros en diferentes formas y efectos. Sin duda alguna un momento mágico que quedará almacenado en la mente de quienes estuvimos presentes.

Después de haber tenido el breve desayuno en casa de Tony, fuimos al centro de Philadelphia a probar el platillo clásico de la ciudad, me refiero a los Cheesesteak, para quienes no los conocen son sandwiches que llevan en su interior pequeñas tiras de carne y una pequeña cantidad de queso fundido. Deliciosos!! más si los pides con queso y cebolla extra.

Mientras esperábamos a que Jorge y Carolin comieran sus  cheesesteak, Cosmo, Batiz y yo fuimos a dar un pequeño recorrido en patines por las calles del centro de Philadelphia, donde conocimos algunos de los lugares históricos más importantes, como el Independance Hall, lugar en el que se debatió y adoptó la Declaración de Independencia de los Estados Unidos; el Parque de la Historia Nacional de la Independencia y otro legendario cementerio, al que no dudamos en entrar donde habían restos de mucha gente que ha participado en las numerosas guerras de Estados Unidos. 

Sin duda alguna Philadelphia es un lugar en el que se deben pasar mínimo dos días completos. Para los que somos amantes de la historia y de visitar que lugares que han trascendido a lo largo de los siglos, en esta ciudad hay mucho qué hacer y a dónde ir. En lo personal me faltó visitar las famosas escaleras de Rocky y pasar más días entre museos y monumentos, pero creo que será en otro viaje a Nueva York que agendaré un para de días para permanecer en esta linda ciudad.

Anuncios