ROAD TRIP DF/NYC Capítulo 12: El inicio del final. Versión en inglés y español.

Posted on 22 agosto, 2012

2



At 14:00 hrs we were going from Philadelphia to Greensboro our next destination, where our next couchsurfer named Victor lives, brother of my friend Isra, a guy who I met like 10 years ago, when I was a boy scout. Therefore we could stay the night in Victor’s house then next day we would be arriving to Atlanta, Georgia, Cosmo’s favorite city.

This was our initial plan, I mean our target, but we had serious problems and we just couldn’t get it , finally we slept in the car, and I had a terrible night . This is the story:

From Philadelphia, Pensilvania, to Greensboro, North Carolina are approximately 8 hrs 30 minutes. So we had planned arriving  to Victor’s house at 10:00 p.m., but we had a lot of stops on the road and these was a loss of time, some of those I consider innecesary.

Ruta de Philadelphia a Greensboro

Ruta de Philadelphia a Greensboro

On the other hand, we were lost on Washington DC. Suddenly I opened my eyes, and we were again in front of the Capitolium, the most beautiful and amazing building of the USA, much better than Liberty Statue, which I have not been to, yet. Why we were lost? Instead of surrounding the city we went through it.

After Washington DC, we found the worst traffic we had seen in the USA. Just imagine, like 2 hours spent in the car. Traffic almost stopped in the middle of the freeway. At these moment I remembered when the 2nd floor of Periferico Norte, in the Estado de México, was built – which now is fabulous – was a mess during its construction.

The worst moment was when we were 30 minutes to arrive to Greensboro, and we noticed that we ran out of gasoline. We took the next exit and arrived in a small town named Graham in the middle of North Carolina, where we discovered that all the gas stations close from 12:00 pm to 5:00 am. Unbelievable but it happens, if you don’t fill your gasoline tank before midnight, you have to wait until next day to do it. The problem was that we were only 30 minutes from our final destination. We did not have another option than to sleep in the car again.

Although I tried, I couldn’t sleep so I decided to go to the Mc Donald’s 24 hrs, next to the gas station, to write my next blog entry and spend the time while the rest of the group had sweet dreams. During the travel Mc Donald’s become our second home – because of its free wifi and its chicken burgers of 1 USD.

Next morning we decided not to stop in Greensboro and instead to continue our travel to our final destination Atlanta. So I  called a kind of dissapointed Victor to cancel our visit. We had another stop in a store to buy again cereal, milk, some candies – beside the chicken burgers its the food I can not eat for a while when back home. Finally we arrived in Atlanta by the afternoon.

ROAD TRIP DF-NY. De vuelta a la ciudad de México

A las 2 de la tarde empezamos el tramo que corre de Filadelfia a Greensboro nuestro próximo destino, donde vive el que iba a ser nuestro siguiente couchsurfer: Victor el  hermano de un cuate de los scouts de nombre  Isra a quien conozco desde hace más de 10 años y con quien en su momento también me fui de aventura por distintos lugares.El objetivo era quedarnos una noche en casa de Víctor, para que al  día siguiente, partiéramos rumbo a Atlanta, Georgia, la ciudad favorita de Cosmo. Inicialmente ese era nuestro plan pero tuvimos problemas graves y no pudimos alcanzar la meta, terminamos durmiendo en la camioneta. Aquí les va la historia:

De Filadelfia a Greensboro son aproximadamente 8 horas y media. Así que habíamos planeado llegar a Greensboro a las 10:00 pm, pero hicimos un montón de paradas en el camino, a mi juicio varias de ellas innecesarias, por lo que ese tiempo se extendió mucho más.

Aunado a las paradas nos perdimos en Washington DC, recuerdo que en uno de esos abrir de ojos de repente estábamos pasando otra vez frente al Capitolio, el edificio que considero más hermoso y sorprendente de EE.UU., incluso mucho mejor que la Estatua de la Libertad, que hasta la fecha no conozco. ¿Por qué nos perdimos? En lugar de tomar una desviación para rodear la ciudad nos equivocamos de camino y la atravesamos por en medio.

Al salir de Washington nos encontramos con el peor tráfico que  hasta el momento habíamos visto en  EE.UU. Imagínese como 2 horas a vuelta de rueda, si no es que estacionados a mitad de la autopista. En estos momentos me acordé de cuando se construyó el 2 º piso del Periférico Norte, que ahora es fabuloso sin embargo su construcción todo un martirio.

El peor momento fue cuando estábamos a media hora de llegar a Greensboro y nos dimos cuenta que no teníamos casi nada de  gasolina, entonces tomamos la siguiente salida para llegar a un pequeño pueblo llamado Graham en el centro de Carolina del Nortel. Aquí  descubrimos una no grata noticia, hay varias gasolineras que cierran de las 12 p.m. a las 5:00 a.m.  Increíble pero sucede, si no llenas el tanque de gasolina antes de la medianoche, tienes que esperar hasta el día siguiente para hacerlo. El problema era que estábamos a 30 minutos de nuestro destino final; por lo que todos frustrados ante esa situación no tuvimos otra opción que dormir dentro de la camioneta, en el estacionamiento del Mc Donald’s de al lado mientras abrían la gasolinera.

A pesar de que lo intenté, no pude dormir en la camioneta. Cosmo terminó en la cajuela, encima de todas las mochilas y para su mala suerte parece ser que rompió un par de teclas de la computadora de Jorge; Carolina  se acostó en el asiento de atras, dejando a Jorge y Batiz ocupar los asientos de piloto y copiloto respectivamente. A las 5 de la mañana el tanque ya estaba lleno, pero ya era muy tarde como para llegar a casa de Victor y muy temprano para recorrer las 6 horas para llegar a Atlanta, tanto Jorge como Batiz estaban super cansados como para continuar el camino.

Estando yo todo desesperado por no poder dormir debido a tanto calor y por lo incomodo de  la camioneta, decidí ir a el Mc Donald’s para escribir mi blog y pasar el tiempo contemplando el amanecer mientras que el resto del equipo “descansaba” en la camioneta. Cabe destacar que durante el recorrido de Mc Donald’s ha sido como nuestra segunda casa debido al internet gratis y a sus hamburguesas de pollo de a dólar que no quiero probar de nuevo en mucho tiempo. Sin duda esta franquicia era como oasis que aparecía a lo largo del largo viaje.

La mañana siguiente decidimos no parar en Greensboro y continuar nuestro camino directo a Atlanta. Llamé a Víctor para avisarle;  hicimos otra parada en una tienda de dólar para comprar nuestros clásicos alimentos: cereal, leche, fruta, algunos caramelos y pepinillos. Finalmente, llegamos a Atlanta después del mediodía en donde nos esperaba con los brazos abiertos Adam, quien fue nuestro couchsurfer favorito de todo el viaje .

Anuncios