La boda de tus sueños en el corazón de Mexico.

Posted on 19 septiembre, 2012

2




Hace un par de días escuché que Chepina, una niña súper linda que tengo mucho de conocer y simple y sencillamente es encantadora, después varios grandes logros profesionales y de haber mantenido una relación durante varios años con el hombre de su vida, ha decidido casarse con él. Para ello esta dispuesta a no escatimar recursos y sacar la casa por la ventana en caso de que sea necesario. Cuando me lo estaban platicando en lo primero que pensé sin dudar fue justamente en San Miguel de Allende.

Una boda es un momento mágico e inolvidable que marca nuestras vidas por el resto del tiempo, es el momento en que oficialmente hacemos del dominio público la noticia de que hemos decidido unir de manera permanente nuestra vida a la de nuestro ser amado. Es cuando nos confirmamos a nosotros mismos y a todo el  mundo que la persona que está a nuestro lado ahí permanecerá por el resto del tiempo y será con el o con ella con quien vamos a compartir todo lo que tengamos y lleguemos a construir, incluyendo nuestros triunfos y derrotas; carencias y abundancias; alegrías y tristezas y todo aquello que forme parte del matrimonio.

Es por ello que ese momento que trascenderá en la mente de todos los presente debe quedar impecable y en San Miguel de Allende sencillamente hay todo lo necesario para que ése sueño dorado de muchas parejas se vuelva realidad. Mejor que cualquier salón de eventos sociales, que un club campestre o jardín, mejor que la clásica boda de playa en  Ixtapa o Acapulco y mejor que una hacienda de Cuernavaca o Querétaro, creo que San Miguel de Allende, de la mano con la Asociación de Organizadores de Bodas de San Miguel, facilitan todos los medios necesarios para convertir cualquier boda en un verdadero cuento de hadas, o en su caso un cuento hippie si es que los novios así lo desean, porque créanlo, se han dado muchos casos.

La Asociación de Organizadoras de Bodas de San Miguel de Allende desde hace un par de años reúne a las 6 principales organizadoras de bodas y a los dueños de los recintos más bellos del lugar. Todos juntos se apoyan para cumplir cualquier capricho tanto de la novia como de las suegras, que muchas veces no tienen el tiempo requerido para planear un evento tan memorable. De esta manera puedes contar con la tranquilidad de que hasta el más pequeño detalles estará en el tiempo y en el lugar preciso.

Las opciones son muchas dependiendo tu número de invitados. Imagina rentar todas las habitaciones de un lujoso hotel boutique, si es que no pretendes tener más de 150 invitados. Incluso podría ser el pretexto ideal para que las familias de ambas partes se conozcan, mientras comparten durante un par de días las instalaciones de un hotel de esta categoría. Este tipo de espacios son solicitados con frecuencia por parejas de extranjeros, que no suelen hacer fiestas tan grandes como nos gusta al común de los mexicanos, sino algo más íntimo, más privado, que permita mantener un contacto más estrecho con cada uno de los invitados en un ambiente más lujoso. Para ello te recomiendo que visites la Casa Cordelli , la Casa Schuck , el Hotel Casa Primavera  y el Hotel Rosewood San Miguel.

Pero si lo que tienes en mente es organizar un mega pachangón, también hay muy buenas opciones que van desde  precioso jardín, una hacienda del siglo XVII, una caballeriza e incluso la legendaria Plaza de Toros del Oriente, que es una de las más grandes y antiguas de Latinoamérica, formando parte del Patrimonio Cultural de la Humanidad, en donde se pueden organizar fiestas para más de 1000 personas. Tan sólo imagina, la plaza de toros la mandan a pintar del color que tu quieras y la dejan iluminada con una serie de antorchas que hacen que este recinto esté completamente fuera de serie. Para ello les recomiendo visitar antes que cualquier otro lugar la Hacienda la Cieneguita, y que a su vez conozcan  el Hotel la Aldea, el Jardín del Cardo, la  Plaza de Toros Oriente o el Rancho las Sabinas.

Tal como lo mencioné, si quieres organizar una boda para 10 invitados o para 2000 aquí no te hará falta absolutamente nada.  Despreocúpate de andar buscando en San Migule de Allende Banquetes, recintos, iglesias, mantelería, conjuntos musicales, flores, vestidos, estilistas, maquillistas, fotógrafos, limusinas, pasteles, vinos, etcétera,  aunque no lo creas aquí puedes encontrar absolutamente todo y de la mejor calidad sin ningún problema. Ni novia sin cejas, ni boda con quejas! para garantizar que tu boda sea todo un éxito, lo más recomendable es que te  contrates a un hada madrina, manera coloquial en la que se conocen a  las organizadoras de bodas, quienes ya tienen varios años de experiencia planeando todo tipo de bodas y eventos sociales.

Platicando con varias de ellas, nos mencionaron que son expertas en ajustarse a los presupuestos de los novios y en aterrizar las ideas mas locas que se les pudieran ocurrir. Una  boda colonial, una boda con chamanes, bodas de plata, oro, papel, etc, bodas judías, bodas gay, bodas entre extranjeros, en fin; para las hadas madrinas prácticamente no hay imposibles, son expertas en hacer tu sueño realidad y en hacer que tanto los novios como sus invitados durante ése día se dediquen única y exclusivamente a disfrutar del momento; para conseguirlo ellas ya trabajaron lo suficiente durante meses, incluso años, en preparar todo lo necesario para que ese día tan especial cada cosa esté en su lugar. Para contactar a alguna de ellas puedes acceder al siguiente link: Asociación de Organizadores y Recintos para Eventos San Miguel de Allende

Una de las singularidades de casarse en San Miguel de Allende es vivir las tradiciones del lugar. Un día antes de la boda, se acostumbra que los novios vivan una muy divertida callejoneada acompañada de una estudiantina, de mariachis o de una  banda de viento, por las diferentes calles del centro del pueblo. En la callejoneada además de las simpáticas mojigangas disfrazadas de novios hacen acto de su presencia con sus mejores atuendos Benito o Camila, los burros más cotizados de la región. Los concurrentes llevan colgados al cuello un jarrito que durante el trayecto de la callejoneada es rellenado con tequila para poner a los presentes mucho más alegres. Cabe resaltar que el mismo día de la boda, cuando los novios  van camino al recinto donde será el festejo, ya sea caminando, en una lujosa limosina, e incluso sobre Benito o Camila, toda la gente de San Miguel de Allende les aplaude a su andar, lanzándoles buenos deseos e incluso flores. De esta manera, esta divertida y pintoresca experiencia es una razón de sobrepeso para salirse de la cotidianidad y hacer una boda aún mucho más inolvidable en San Miguel de Allende, recordemos que “Cuando la vieja se alegra, de su boda se acuerda”.

Si bien es cierto que este pintoresco destino turístico no es el lugar más barato para casarse, tampoco es de los más caros. Después de hacer una relación costo-beneficio, creo que sí es la mejor opción para los que vivimos en las ciudades del centro del país. Casare en San Miguel es salirse de la cotidianidad para obligarte a ti y a tus invitados a pasar un par de días en esta hermosa joya barroca;  la ciudad ofrece un sin fin de interesantes actividades que hacer en compañía de la familia, por lo que todos tus invitados te agradecerán el que indirectamente los hayas obligado a salir de casa para pasar un par de días en el “Corazón de México” un  lugar del que nadie se querrá despedir.

No lo duden y  dense una vuelta por San Miguel de Allende, de verdad que no se arrepentirán. Visiten los recintos, platiquen con las organizadoras de bodas y conozcan la gama de alternativas se que les ofrecen para que literalmente conviertan ese sueño en realidad.

Les paso la siguiente galería de fotos, gran parte de ellas las tomé de las páginas de las organizadoras de bodas. Quedo en espera de sus comentarios.

Cacho Navarro

Anuncios