Rescatando tradiciones mayas: Hanal Pixan en Tres Reyes,Quintana Roo

Posted on 9 noviembre, 2012

3



Honestamente cuando se me ofreció la oportunidad de ir a conocer el 7° Festival de Tradiciones de Vida y Muerte en la Riviera Maya, lo primero que pensé fue en lujosos hoteles All Inclusive, en estar tirado en un camastro viendo el Mar Caribe y yendo por las noches a Xcaret a ver las actividades programadas. Pero cuando me enseñaron el programa de todo lo que íbamos a visitar, incluyendo las diversas zonas arqueológicas y varios restaurantes, la actividad que más me emocionó fue sin duda visitar la comunidad maya de nombre Tres Reyes durante el 2 de noviembre para vivir con ellos durante el “Hanal Pixan”. Les puedo decir que me dejó sin palabras al superar enormemente todas mis expectativas.  A continuación les platico algo de lo que me tocó vivir.

Ubicación de la Comunidad Maya de Tres Reyes

Ubicación de la Comunidad Maya de Tres Reyes

Hanal Pixan significa “Comida de las Almas”. Es una tradición del pueblo maya para honorar a sus fieles difuntos, partiendo de la antigua creencia que del 31 de octubre al 2 de noviembre, las ánimas reciben permiso para venir a visitar a sus parientes y amigos, por lo que se les pone un altar que incluye comida típica, flores, veladoras y ramas, pero a su muy peculiar estilo. Cabe señalar que la preparación comienza desde varios días atrás con el bordado de los manteles sobre los cuales se monta la ofrenda, las velas de cera, así como la elaboración de los trastes sobre los que se pone la comida.

Siguiendo la tradición, el platillo más importante para la celebración es el “pib” o “mucbipollo” que significa pollo enterrado; y créanme que está delicioso! nomás de acordarme se me volvió a antojar. Es una especie de tamal súper grandote (si algún extranjero no sabe qué es un tamal imagínense un delgado pastel de maíz), envuelto en hojas de plátano y relleno de guisos hechos con carne; sazonado con diversas hierbas y especies de la zona, todo mezclado en un caldo espeso de maíz; cocido obligatoriamente dentro de un hueco en la tierra. Cabe mencionar que la cocción de esta manera se debe a que es una ofrenda a la tierra, es decir  al inframundo al que según las creencias mayas todos iremos a parar, la carne con que es preparado representa la materia humana. A su vez, la bebida tradicional es el “balche” que es la bebida espirituosa que se hace con la corteza de un árbol.

Después de observar gran parte de las ofrendas me queda claro que la preparación del altar es un arduo trabajo en el que participa toda la familia, ya que no es una tarea sencilla sino lo contrario, la gente de la comunidad me explicó que hay muchos elementos muy simbólicos que se deben tomar en cuenta al momento de montar la ofrenda, entre los que sobresalen:

  • Los platillos típicos, varios de ellos preparados especialmente para este día, por ejemplo: Atole, tamales, pibes o mucbipollos, frutas, miel, pepitas, entre otros. Conversando con el señor que despacha la tienda me explicó que anteriormente se ponía la comida de los animales que se cazaban, como venado,  chachalaca,  tejón, pavo del monte, faisana, entre otros.
  • La ofrenda debe ser montada en 3 niveles. El de hasta abajo es para los niños, por lo que aquí se ponen dulces típicos, chocolates, atole, juguetes. El segundo nivel es para los adultos, aquí se ponen  platillos que llevan carne de puerco o de pollo, tortillas, salsas, frutas de temporada, aguardiente, y todo lo que gustara al difunto, incluyendo sus cigarros y sus cervezas.  El tercer nivel es dedicado tanto a los niños como a los adultos, básicamente es dedicado a aquellas ánimas a las que nadie les puso un altar.
  • Es importante mencionar que en el tercer nivel además de poner los alimentos mencionados anteriormente se deben poner 5 jícaras de atole en forma de cruz; cada jícara representa un punto cardinal y la del centro simboliza el árbol de la vida, a su vez deben ponerse 7 montones de 13 tortillas, cada montón simboliza un día de la semana y cada tortilla un mes, recordemos que el calendario maya cuenta con 13 meses.
  • El color de las veladoras y el papel picado varían de acuerdo a cada nivel, es decir, en el primer nivel que va dirigido a los niños solamente se ponen veladoras blancas, en el segundo son de colores y en el tercero son tanto blancas como de colores.
  • Las flores siguen este mismo orden, hasta abajo son flores blancas, luego de colores y en el tercer nivel blancas y de colores. Sin embargo, queda completamente prohibido poner flores rojas, porque las ánimas pueden pensar que es sangre, entonces se van y no disfrutan la ofrenda.
  • El altar se monta dentro de una especie de casita, hecha de ramas, palmas y bejuco.
  • Es común hacer un camino de veladoras de la puerta de la casa a donde esté ubicada la ofrenda, que dado su gran tamaño muchas veces es montada en el patio. El camino de luz es para guiar u orientar a las almas directo a su altar y que no se pierdan en el camino.  
  • Los mayas tienen la creencia de que los animales pueden ver a las ánimas que vienen a visitar sus ofrendas, por lo que durante ese día los perros, gallinas y demás animales son amarrados para que no las espanten, permitiéndoles así gozar de todos los alimentos ofrendados.
  • Uno de los elementos que jamás puede faltar en este tipo de ofrendas es una jícara colgada con dos o tres huevos duros, cocidos o sancochados (que es lo mismo, pero varía su denominación dependiendo la región donde nos encontremos) con el objeto de distraer al diablo, es decir, se cree que durante la noche de los fieles difuntos, el diablo anda merodeando por las ofrendas y molestando a las ánimas sin permitirles disfrutar de sus alimentos, así es que cuando el diablo llega a un altar y se encuentra con esta jícara llena de los huevos duros se pone a jugar con ellos, dejando en paz a los muertitos.
  • Durante las noches del día de muertos, se acostumbra que el chamán de la comunidad lleve a cabo una ceremonia en el altar para pedir el perdón de las almas a quienes se brinda la ofrenda, naturalmente es dicha en lengua maya,  logrando así que los fieles difuntos sigan descansando en paz.
  • Al momento de hacer la representación de la ofrenda, es común ver participar a toda la familia en diferentes roles: a las señoras se les ve palmeando tortillas al lado de un gran comal. A los señores se les ve sacando agua del pozo con lo cual mantienen cierta conexión con el inframundo.  A los niños se les ponen a cuidar a los animales para que no estén molestando a las ánimas con sus ladridos o aullidos. Por otro lado, se acostumbra en la noche visitar el panteón hacer un par de oraciones y pedir por el perdón de los fieles difuntos, por lo que en la representación vemos llorando a gente al lado de las tumbas.

En fin, estos son algunos cuantos de los elementos que se deben considerar si alguien decide participar en algún concurso de ofrendas y montar un altar, tal como lo hacen los mayas de la Comunidad de Tres Reyes en Quintana Roo, quizá lo más difícil pudiera ser el montar la casita de palos y palmas, escenificar el pozo y las tumbas del panteón, sin embargo es una experiencia súper grata y enriquecedora.

Si alguien quisiera visitar Tres Reyes para vivir la tradición en carne propia, lo cual recomiendo ampliamente por ser una experiencia única e invaluable, indudablemente la mejor manera es mediante AllTourNative, una empresa socialmente responsable que se encarga de organizar tours a este tipo de comunidades y otras zonas arqueológicas, a su vez es quien hoy en día organiza el concurso de ofrendas de esta zona. En la próxima publicación les platicaré un poco más respecto a quién es AllTourNative, porqué son una empresa ejemplar y los medios para contactarlos.

Cabe resaltar que durante este año fueron 6 las ofrendas que participaron y pese a que todas y cada una de ellas estuvieron espectaculares, la elegida como ganadora fue la número tres, dado su contenido y presentación; muchas felicidades a quienes participaron en su montaje, yo en lo personal quedé impresionado por lo bien hecha que estaba, todo el trabajo que había detrás de lo exhibido y la excelente presentación que nos fue hecha. Han de saber que yo fui uno de los que votó por ella y me agrada saber que fue la ganadora.  

Después de la exhibición de las ofrendas, las más de 150 personas que asistimos a este celebración, por cierto muchos extranjeros, todos fuimos llevados a un cenote ubicado en la misma comunidad para presenciar una espectacular ceremonia realizada por el chamán más importante de la región en torno al día de muertos. Más tarde, fuimos todos juntos a cenar y a probar el mencionado pib que superó todas mis expectativas,  además de otros platillos deliciosos y un par de cervezas; lo que más recuerdo fue un calientito atole de elote y un dulce de coco fuera de serie.

De esta manera, no me queda más que agradecer a quienes nos llevaron a vivir esta maravillosa tradición que está siendo preservada y fomentada tanto por la gente de la comunidad como por los chicos de AllTourNative, pero sobre todo gracias a los habitantes de Tres Reyes por literalmente abrirnos las puertas de sus casa, para dejarnos apreciar cómo viven y como celebran esta tradición tan linda y legendaria.

Quedo en espera de sus comentarios

Cacho Navarro

Anuncios