¿Por qué me encanta el Halloween?

Posted on 30 octubre, 2014

3




Me encanta tanto como amo cualquier tipo de marcha en las que anualmente me gusta participar, por ejemplo la marcha gay, el WNBR, el carnaval y cualquier otra que se me presente, hasta la de la defensa de los animales he participado. Porque una marcha es al mismo tiempo el momento ideal posicionarse de un rol social y divertirse al interpretarlo.

No discordo con que el día de muertos en México sea una hermosa conmemoración súper tradicional, llena de hermosas costumbres y tradiciones que se han preservado a lo largo de generaciones y generaciones, e incluso ya he narrado en artículos anteriores, por ejemplo siguiente https://cachonavarro.wordpress.com/2012/11/09/hanal-pixan-en-tres-reyes-quintana-roo-rescatando-las-tradiciones-mayas/ Pero el halloween durante el mismo día te brinda la oportunidad de disfrazarte de lo que se te ocurra y salir a la calle a divertirte, a que la gente se tome fotos contigo y a poder interactuar unos con algunos otros.

Cuando estaba en México me sumaba a mis amigos de patines quienes tradicionalmente hacen un recorrido sobre ruedas, una fecha super divertida, para pasear por gran parte de la ciudad vistiendo divertidos disfraces. Ya también he contado de ello en otros artículos https://cachonavarro.wordpress.com/2011/11/05/halloween-en-patines/. Ahora organizaré una fiesta en mi casa con mis cuates de Sao Paulo, que seguro va a estar super divertida.

Durante estas fechas usualmente las personas se disfrazan de algo tenebroso, o que dé miedo, generalmente la bruja, el diablo y el vampiro; honestamente a mi durante el halloween me gusta usar cualquier disfraz o fantasía que tenga a la mano, sin que sea necesariamente asustador, puede ser todo lo contrario. Al final lo divertido de disfrazarse es aprovechar el momento para salir de lo ordinario y dejar a un lado la ropa de fiesta normal; caracterizándonos en alguien o algo distinto; que se adecue con nuestra personalidad y nos proyecte de manera diferente.

Basta ponerse una bata y volverse cientifico, una mascara y volverse monstruo, maquillarse un poco y ser un zombie hasta incluso desnudarse y ser un indio del Amazonas. No es necesario quebrarse tanto la cabeza para improvisar un disfraz ni mucho menos gastar mucho dinero en algo que sólo vas a usar una vez al año. Lo importante es aprovechar el momento para divertirnos!!

Después estaré publicando las fotos del Halloween que estoy organizando, a ver que tal sale.

Saludos a todos a los que me leen.

El cacho

Cacho de Stitch

Anuncios